Jesús en Ti Confío

El Mensaje de la Divina Misericordia.
Preparación al mundo para el Gran Aviso,
que precederá la Segunda Venida
de Nuestro Señor Jesucristo

El Mensaje de la Misericordia, don de Dios para nuestros tiempos

«Mi Corazón se alegra de este título de misericordia. Proclama que la misericordia es el atributo más grande de Dios. Todas las obras de Mis manos están coronadas por la misericordia» (300).

El Señor Jesús eligió y envió a santa Faustina Kowalska, de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, al mundo entero con el mensaje de la Divina Misericordia. El Señor, a través del mensaje que contiene la verdad bíblica sobre el amor misericordioso de Dios hacia cada persona, llama a proclamarlo con una fuerza nueva, y rogar para alcanzar la misericordia de Dios para el mundo entero. Con este fin, le entregó nuevas formas de culto: la imagen con la inscripción Jesús, en Ti confío, la Fiesta de la Misericordia, la Coronilla a la Divina Misericordia, la oración en el momento de su agonía en la cruz, la hora de la Misericordia (a las tres de la tarde) y la propagación de la devoción a la Divina Misericordia. A cada una de estas formas de culto, el Señor vinculó grandes promesas, siempre y cuando se practiquen en un espíritu de confianza en Dios (cumplir su voluntad contenida en los mandamientos, la Palabra de Dios, las obligaciones del estado de vida de cada cual, las inspiraciones que vamos discerniendo del Espíritu Santo), y se ejerza la misericordia a favor de los demás. Sólo entonces, la práctica de estas formas de culto será un acto auténtico de culto de la Misericordia Divina

Todo el mensaje de la Misericordia, así como la escuela de espiritualidad cristiana que consiste en ir conociendo el misterio de la Divina Misericordia y contemplarlo en la vida cotidiana, procurando crecer en una actitud de confianza hacia Dios y de misericordia para con el prójimo, es lo que la Apóstol de la Misericordia ha aportado a la historia de la Iglesia, lo cual ha quedado escrito en su “Diario”. Hoy en día, el Movimiento Apostólico de la Divina Misericordia, que surgió del carisma y de la experiencia mística de la Apóstol, continúa su misión profética de anunciar al amor misericordioso de Dios al mundo. Dicho movimiento no sólo está formado por congregaciones religiosas de clausura y las de carácter activo, así como hermandades, asociaciones, apostolados, etc., sino que también está formado por fieles, que individualmente emprenden la tarea de proclamar el mensaje de la Misericordia, mediante el testimonio de vida, en un espíritu de confianza hacia Dios y de amor activo al prójimo, a través de obras, palabras y por la oración.

En este sitio se encuentran las palabras más importantes de Jesús extraídas del mensaje de la Divina Misericordia dado a Sor Faustina. Los números entre paréntesis indican las citas de paginación de los textos del "Diario” de Santa Sor Faustina Kowalska .

«Soy santo, tres veces santo y siento aversión por el menor pecado. No puedo amar al alma manchada por un pecado, pero cuando se arrepiente, entonces Mi generosidad para ella no conoce límites. Mi misericordia la abraza y justifica. Persigo a los pecadores con Mi misericordia en todos sus caminos y Mi Corazón se alegra cuando ellos vuelven a Mí. Olvido las amarguras que dieron a beber a Mi Corazón y Me alegro de su retorno. Di a los pecadores que ninguno escapará de Mis manos. Si huyen de Mi Corazón misericordioso, caerán en Mis manos justas. Di a los pecadores que siempre los espero, escucho atentamente el latir de sus corazones [para saber] cuándo latirán para Mí. Escribe que les hablo a través de los remordimientos de conciencia, a través de los fracasos y los sufrimientos, a través de las tormentas y los rayos, hablo con la voz de la Iglesia y si frustran todas Mis gracias, Me molesto con ellos dejándoles a sí mismos y les doy lo que desean» (1728).

Para consultas, comentarios y sugerencias escribir a jesusenticonfio@gmail.com